Primera A
Pascuas de ratificación
El 1- 0 a San Carlos con gol de Alexis Díaz, le otorgó a Bell el tercer triunfo consecutivo en una semana por demás productiva: mejoró todos sus números y recuperó protagonismo en la tabla. El próximo rival será Defensores de Juventud en Posse.
 
Hernán Garelli / hgarelli@eldeportivobv.com.ar
Exactamente a una semana de haberse impuesto en el clásico, festejo que tuvo demasiada importancia porque sirvió para interrumpir un arrastre de sensaciones negativas y la sequía de puntos en el Apertura, Bell consiguió su tercer éxito consecutivo al vencer por la mínima diferencia a un humilde San Carlos (en comparación a temporadas anteriores) mientras todavía se oían los ecos de la resonante victoria que se trajo el jueves desde La Calderita. Entre tantas valoraciones de aquel 3-0 ante Sarmiento surge una en común con el triunfo de este domingo: no recibió goles. Con 13 partidos oficiales (Provincial y liga) en lo que va del año, recién en los últimos dos pudo mantenerse en cero la valla de Carlos López, ítem que es uno de los fundamentos para la solidez de un equipo con pretensiones y rasgo que Bell supo tener como marca registrada.

En la tarde de Pascuas, lo que no pudo concretar la visita cuando merodeó ese arco, tuvo un costo altísimo apenas logró el blanquinegro ser contundente, quedando luego la incertidumbre del resultado solo porque en la acumulación de situaciones netas para ampliar prevaleció el arquero, algún esforzado defensor o un poste. 

Ineficacia que iba a tener precio. En un primer tiempo de suma paridad y con ambos pretendiendo ser prolijos con la pelota, los momentos para crear peligro fueron repartidos. San Carlos fue el que los provocó de entrada. El aviso visitante llegó a los 5’ con una aproximación por izquierda de Arandía que el propio delantero terminó mal. A los 11’ una triple chance en la misma acción (un ping pong en el área), con Barolo y Becerra como protagonistas, hizo lucir al arquero local y ya a esa altura, pese a lo poco que corría de reloj, San Carlos se lamentaba lo desperdiciado.

Pasando el cuarto de hora surgió una presión más alta de Bell como un método para evitar esos sofocones y de paso estar más cerca del arco contrario. Su primera llegada fue a los 26’ con una diagonal de adentro hacia afuera de Palacios, quien cedió a Pellegrino para que sacara a la carrera un remate apenas alto. Los ataques blanquinegros, que tenían una interesante concepción y eran casi todos por las bandas, terminaban con centros algunos imprecisos y otros que no conseguían ser aprovechados, diluyéndose así la amenaza que insinuaban.

El equipo de Noetinger tuvo una más para agregar al recuento que cerrando la tarde le dolería: Barolo se sacó de encima a los dos centrales y su fuerte definición al poste cercano contó con la oposición clave de los guantes de López.

Bell estuvo a doce pasos de abrir el marcador cuando, tras una buena combinación de toques por izquierda, el envío al área pega en el brazo del defensor que cerraba y el capitán Bustos se encargó de un penal que se estrelló en el travesaño a los 40’. El arco visitante se volvió a salvar cuatro minutos después con un despeje casi sobre la línea ante un suave toque de Palacios.

Se la hizo pagar. Apenas a la vuelta del descanso, el dueño de casa se hizo sentir en la red. Un corner ejecutado de la derecha terminó en segunda jugada en un centro que sobró a todos, quedándole en el sector opuesto a un Díaz que controló y sometió al arquero con un fuerte zurdazo. Al 1-0 a los 3’ le siguió un trámite raro.

Como lo venía siendo, fue hasta el pitazo final muy peleado en la mitad de cancha y con cada pelota disputada con mucha intensidad (obsérvese que el ganador terminó con ocho amonestados, incluidos los tres que ingresaron), pero de esa batalla fue solo la jerarquía de Bell la que encontró los caminos para ir por el arco de enfrente, lo que justificó plenamente la victoria: Palacios definiendo apenas desviado y en otra pegando en el palo, Pellegrino exigiendo con la media distancia y luego siendo tapado de gran manera por Santiago Luna, López Ruiz que por muy poco no llega en su estirada a tocar al gol, Márcora que no pudo ante el achique en el mano a mano, Rodríguez -tras una excelente definición- ahogado en su grito con una salvada justo en la línea de Juan Paredes y más tarde siendo el arquero quien desvía su remate.

Al no estirarse la diferencia con estas ocho situaciones de gol, San Carlos estuvo en el tiempo adicional a tiro de la igualdad -en la única llegada del complemento- con un cabezazo de Becerra que no pudo ser pleno ante la humanidad de López (46’).

Lo que viene. Ya con el calendario del certamen acomodado a su versión original previo a las inundaciones de la región, se acabó el fútbol en continuado y la 6ª fecha se consumará normalmente el domingo próximo, jornada en donde Bell viajará a Justiniano Posse a enfrentarse con Defensores de Juventud, conjunto que es el ascendido a la categoría y que en condición de local no conoce la derrota a lo largo de tres presentaciones (1 triunfo y 2 empates).

Fotos: Leo Zarini

Infografía: Germán Monetto