Primera A
Ahora no fue negocio: Otra igualdad en el Bosque
Nuevo 1-1 de Talleres como local; Argentino MJ se puso en ventaja en la primera parte y Ceballos lo empató en el complemento. El domingo que viene visita a Sarmiento, a falta de dos fechas para cerrar la clasificación.
 
Hernán Garelli / hgarelli@eldeportivobv.com.ar
La posibilidad que le daba el fixture de jugar dos partidos en continuado como local, le dejó finalmente a Talleres una cosecha de dos puntos que termina siendo escasa para sus necesidades en procura de convertirse en animador de los cuartos de final. Es que lo que no podía fuera de casa perdiendo todos sus partidos, la “T” lo venía logrando en el Bosque hasta que llegó una semana atrás un empate ante Matienzo que fue visto con buenos ojos por todo lo que representaba el rival y le siguió este domingo otra igualdad donde las sensaciones variaron. El 1-1 ante Argentino MJ le dejó un sabor amargo. Aún viendo que supo recomponerse al marcador adverso, pesan más en el análisis algunas cuestiones propias del rendimiento -sobre todo en la elaboración- y las apenas dos fechas que restan para meterse entre los ocho mejores.

La misma película del otro domingo. Con ritmo, con buenas intenciones y llegando a la áreas. Así comenzaron ambos. Ya a los 5’ se instaló una polémica ante una pelota con destino al arco visitante que pegó en el brazo de un hombre que venía cerrando, señalando convencido el árbitro que dio en el pecho. Una indecisión de Fernández a un balón picando le dio la chance a un atento Olivera para robársela y definir al gol ante un Gómez que salía desesperado. Iban 10’ y Talleres debía ir en su casa por la remontada como el domingo pasado. Algunas de sus armas fueron adelantar sus líneas, Alejandro Gómez rompiendo juego lo más arriba posible y distribuyendo rápido, y Borredá siendo un tercer delantero al momento de tener la pelota. El elenco marcojuarense apostó al orden, ser eficiente en el retroceso y salir rápido.

La gran oportunidad del local estuvo a los 27’: un balón enviado por alto al área desde la izquierda, fue sobrando a todos y le cayó a Ocón que le pegó con potencia ante Bottallo, quien achicó en su totalidad el ángulo de disparo y pudo tapar. Dos minutos después, un tiro libre de Tarabini dio en el caño zurdo de Leonardo Gómez.

Los intentos de Talleres en el cuarto de hora final quedaron solo en eso ya que se fue haciendo cada vez más notoria la falta de fluidez para armar la jugada de ataque una vez que recuperaba, volviendo a preocupar un par de veces al arquero rival recién en el adicional y a partir del balón detenido: un tiro libre de Rodríguez y Truglio conectando con un remate bajo un tiro de esquina.

El objetivo quedó a mitad de camino. La reanudación fue con una variante que pretendía ser un revulsivo en la banda izquierda (Ceballos por Guerrero) y con el objetivo cumplido rápidamente. Un remate de volea (mitad centro, mitad tiro al arco) de Rodríguez desde la derecha, es empujado oportunamente por Ceballos cuando el balón iba paralelo a la  línea de sentencia. El 1-1 antes de los 10’ le dio otra vida al trámite. A los dos les siguió costando ser precisos pero con más vértigo el partido se hizo de nuevo entretenido. Rodríguez armó una buena jugada individual de afuera hacia adentro y forzó una destacada intervención de Bottallo. Con otra carga anímica, Talleres sentía que había tiempo para ir por los ansiados tres puntos mientras que Argentino experimentaba una reacción en igual sentido. Esta idea fue ratificada por Fernando Merlini con el ingreso de un volante ofensivo por un lateral (Olmos por Fernández), además de llegar la orden desde el banco para la defensa de ganar metros y progresar en el terreno.

Duró poco el ida y vuelta. Con el correr de los minutos la “T” empezó a ganar las divididas y a interrumpir el juego rival en mitad de cancha, exigiendo un gran esfuerzo físico a un Argentino que empezó a dar señales de conformidad con lo que estaba logrando, incluso alterando Natali con los cambios un dibujo inicial ambicioso. ¿Qué pasó para que finalmente con este panorama la tarde cerrara en empate?

Sucedió que el local hizo bien solo la mitad de la tarea. A su irreprochable entrega en cada disputa y actitud para rodear al enemigo (en este punto sobresalió el enorme despliegue en todo el cotejo de Alejandro Gómez), le faltó añadirle claridad en la zona de gestación y elegir bien el destino de cada balón, incluso hasta de aquellos que tuvo a merced en ejecuciones de faltas que terminaron siendo casi siempre imprecisas y desperdiciadas, llegando el pitazo final con un reparto de puntos que dejó cabezas gachas en la retirada de los futbolistas locales, quedando a un costado el dato que indica que ahora son 12 los partidos seguidos en que el Bosque no conoce la derrota.  

Lo que viene. Para nada fácil será el compromiso de la penúltima fecha para Talleres debiendo ser visitante de Sarmiento, uno de los líderes del Apertura, ya que el viaje a Leones lo encuentra en la tabla al filo de zona de clasificación. Mantiene -como antes de empatar este domingo- el 7º puesto pero ahora solo por tener mejor diferencia de gol que un Progreso que, con dos triunfos consecutivos, buscará extender su mini racha positiva ante Bell.

Fotos: Leo Zarini

Infografía: Germán Monetto