Primera A
Con sabor a poco
Un Bell con más llegadas que juego, igualó sin goles como local ante Argentino MJ; en un trámite que no alcanzó a despegar, la visita hizo su negocio. En la próxima, los de Basualdo reciben a Leones.
 
Hernán Garelli / hgarelli@eldeportivobv.com.ar
Por la 8ª fecha, Bell se enfrentó este viernes en su cancha ante Argentino MJ en un duelo de equipos que se respetan mutuamente y que históricamente ofrecen espectáculos atractivos. Esta vez se terminó viendo un encuentro donde al local se le hizo difícil progresar a partir del juego asociado, en parte por propia imprecisión y en parte por mérito de la trama táctica rival, contando de todos modos con las mejores situaciones para convertir, lo que dejó al vestuario blanquinegro con el lamento de no haber podido sumar de a tres en casa en la fase decisiva de la clasificación.

Llegó claro. En una primera etapa donde en un comienzo se vio algo de lo que se imaginaba -la pelota bien tratada por ambos- no hubo trabajo importante para los arqueros por un rato largo. Hubo que aguardar hasta los 17’ para que el recurso de la media distancia de Márcora forzara la volada de Bottallo, pelota que terminó en un tiro de esquina que derivó luego en un despeje sobre la línea de meta tras una arremetida de Rivero.

Un contragolpe de Palacios ganando con velocidad y habilidad desde tres cuartos para finalizar reventando el poste zurdo con un disparo bajo, rompió el molde de un juego monocorde, lineal en los avances y parejo.

Los de Marcos Juárez priorizaban el orden y arriesgaban cada tanto solo cuando se sentían muy seguros, el empate no lo veían mal desde el mismo inicio del partido. A los 32’, sumó una más el local en ataque con Ciocca definiendo y Bottallo salvando, también tras otra jugada con espacios y rápida. A Bell le iba mejor cuando agarraba velocidad que combinando. De esa manera llegó otra aparición peligrosa de sus delanteros a los 40’, mientras que recién sobre el final se vio un avance incisivo de Argentino, que se esfumó al surgir la cobertura justa del fondo local.

Terminó forzado. Mejor imagen tuvo la visita en el reinicio de las acciones. Llegó primero hasta el fondo por izquierda y después con un remate lejano de Denis Rodríguez, desde ese mismo sector, que pegó en el palo opuesto luego que la comba dejara al arquero sin chances. Ese momento del albirrojo, poniendo el trámite en terreno de Bell, se completó con un cabezazo a la salida de un corner.

El local seguía vacilante con la pelota en los pies a la hora de conectarse e iba así dándole cabida al plan de un rival que lo doblaba en las bandas, le poblaba el centro del campo y lo obligaba a jugar de espaldas. A los 23’ recién se arrimó con cierto peligro un Bell que, confundido y todo, iba por lo suyo y que a los 29’ contó con una posibilidad más en una mezcla de remate y centro de Palacios. El DT Basualdo puso vocación ofensiva y sacó contención por el carril derecho con el ingreso de Lucero por Sachetto pero nada cambió en las formas. De cuatro veces más que el blanquinegro pisó el área rival, estuvo realmente cerca con Bottallo controlando sobre la raya un rebote que se le colaba tras un desborde de López Ruiz y en una proyección de Márcora rematando alto.

Fue finalmente negocio para un Argentino que, con buenas armas, con inteligencia y siendo siempre una alta valla para saltar, terminó enmarañando a un Bell que lejos estuvo de mostrar las cualidades futbolísticas de su potencial, consumando así su segundo empate consecutivo.

Fotos: Leo Zarini

Infografía: Germán Monetto