Primera A
Algo logró: Depende de si mismo
Buen punto sacó Talleres en el Bosque; empató 1-1 con Sarmiento y sigue con vida para luchar por conservar la categoría. Por la última fecha, el miércoles visita a San Carlos con dos resultados a favor. Ya están los ocho de cuartos de final.
 
Hernán Garelli / hgarelli@eldeportivobv.com.ar
Con tensión y obligación extrema de no dar paso en falso alguno llegaban tanto Talleres como Sarmiento a enfrentarse este viernes en la penúltima jornada. Eso en parte los igualaba aunque la responsabilidad pasaba por objetivos distintos.

Para el local estaba la necesidad de escapar al abismo del descenso al menos por esta 10ª fecha, en un contexto donde lo rodeaba la desazón de ya no tener chances matemáticas de disputar cuartos de final después de la categórica caída en Marcos Juárez, más la disminución de fuerzas que le dejó aquel partido con la lesión de Borredá, la quinta amarilla para Herrera y Truglio junto a la expulsión de Castro, no olvidando también que anteriormente ya no estaban a disposición Lubrina y Ceballos por inconvenientes físicos; la buena era que tras cumplir la suspensión retornaba Alladio, quien arrancó siendo marcador central en este plantel limitado que tenía Merlini para armar la alineación titular. La visita, inmersa en una ajetreada doble competencia por estos días, apuntaba como mínimo a no perder para cimentar su paso a la siguiente etapa.

El reparto de puntos que dejó la noche fue visto de buena manera por ambos gracias a los demás resultados. El local sabe que es su propia responsabilidad continuar en la divisional y Sarmiento se convirtió en uno de los ocho animadores confirmados que seguirán en el certamen.

Lo supo jugar y lo pudo ganar. Sarmiento preocupó de entrada por intermedio de su reconocido oficio para la pelota parada. Un cabezazo se fue cerca, pasados los 5’ tuvo otra falta y un corner que fueron intrascendentes. Tras ello fue el turno por la misma modalidad para Talleres y en su primera incursión terminó generando la de mayor riesgo en esos movimientos iniciales con una efectiva búsqueda aérea y un posterior remate despejado en la línea de sentencia.

Había foules de uno y otro lado que le ponían emoción al partido. Campos tuvo un tiro libre de buena dirección controlado por el arquero y después Juan P. Gómez fue más peligroso todavía en otra ejecución directa que pasó muy cerca de un poste. A través de jugada llegó a los 17’ la visita con Molina desbordando por derecha y Bertolino no alcanzando a tocar por muy poco en la boca del arco.

Con acción sobre los arcos, el trámite despertaba interés y ninguno podía atribuirse ser dominador. Una más tuvo el equipo de Romagnoli con un zurdazo de Pratti en el travesaño a los 23’, siguiendo luego el momento del local para abrir el marcador. Ya se había reclamado un penal por empujón a Ocón en la jugada previa cuando en el tiro de esquina inmediato se observó una clara falta de Bollea a Cesarini (esta vez jugó de volante izquierdo), sancionándose la pena máxima y habiendo doble amarilla y expulsión para el infractor. Juan P. Gómez se encargó de poner a la “T” en el mejor escenario posible a los 32’: arriba 1-0 con el rival tocado en su defensa con un hombre menos.

Se puso caliente el cotejo inmediatamente. Dos penales por supuestas manos pidió un Sarmiento que se mostraba nervioso mientras su DT les pedía calma. Más de ida y vuelta que nunca se hizo en ese cuarto de hora final con el Demonio a la carga y Talleres respondiendo con espacios disponibles.

Muy cerca de aumentar por partida doble estuvo la cabeza de un Cesarini intratable en las alturas, símbolo que venía todo bien para el local camino al intervalo. Hasta que a los 45´, en una de los tantos balones quietos de esa primera etapa, el arbitro observa agarrón de Guerrero a Pratti y cobra un penal que dos minutos después Piedra transformó en 1-1. No solo se tuvo que lamentar Talleres que le igualaran con ese toque de polémica y los goles errados. En el adicional hubo una disputa entre Mercado y Guerrero con la pelota ya fuera de los límites del campo haciendo que, tras una lerda toma de decisión -casi novelesca- del juez Romero, los dos vieran la roja.

Se complicó pero al final sirvió. Con la defensa rearmada volvió de los vestuarios la visita con el ingreso de Alarcón en tanto que Merlini sostuvo a los que terminaron, adelantando a Alladio al medio y dejando tres en el fondo. Enfrentar un desarrollo con nueve jugadores definió la postura de Sarmiento: extremar el cuidado del arco propio y aguardar alguna posibilidad de lastimar enfrente.

Eso hizo que a Talleres se le complicara atravesar el consistente repliegue rival. La fórmula de tocar y mover el balón de un lado a otro muy cada tanto surtía efecto. Llegó con peligro recién a los 20’ luciéndose Vicente con una tapada a boca de jarro y después a los 28’, otra vez acertando una combinación.

Con poco y nada sobre los arcos, y con Sarmiento conformándose con el empate (probó dos veces de media distancia con cierto riesgo en esta etapa entre los 10’ y los 20’), se fue consumiendo el reloj. Sobre el cierre se vió el último toque de emoción: a un potente tiro libre de Alarcón se le opuso de gran forma el arquero Monasterolo, anulándose luego un gol a la “T” por offside.

MÁS INFO

Lo que viene. Anoche quedaron definidos los equipos de cuartos de final y el primer descenso directo para Defensores de Juventud; el miércoles 30 se sabrán las ubicaciones finales que determinarán los emparejamientos de la instancia eliminatoria y podría darse o no que hubiera un segundo descenso. En esta conversación -mantener la categoría- entre tres equipos es Talleres quien mejor horizonte tiene: depende de si mismo, con empatar o ganar en su visita a San Carlos logrará el objetivo.

Al respecto, en una explicativa infografía (foto 7), los lectores de El Deportivo BV pueden apreciar todo el cuadro de posibilidades que se presentan en la pelea por seguir perteneciendo al círculo mayor de la LBF.    

Exigencia máxima. Sarmiento está en medio de una continuidad de esfuerzos desgastantes al tener que hacer frente a 5 partidos en 11 días entre sus compromisos de la zona 12 del Federal B y las dos fechas que cierran la etapa clasificatoria del certamen de Liga Bellvillense.

El sábado se midió en La Calderita con General Paz Juniors (ganó 3-1) y también por el torneo de AFA jugó el martes pasado en Córdoba ante Las Palmas (cayó 1-0), debiendo ahora presentarse este domingo como local recibiendo a Atenas (Rio Cuarto). En el terreno liguero, tras el choque de anoche en Bell Ville, el miércoles visitará en Marcos Juárez a Argentino por la undécima y última jornada del Clausura.

Fotos: Leo Zarini

Infografías: Germán Monetto