Motores
Un gran año tuvo su premio
Hubo un sueño que no fue frustración. Gabriel Fernández culminó 2º en Viedma en la última fecha de la Clase 2 del TN y es subcampeón; Percaz llegó 4º y se consagró en una entretenida carrera donde el bellvillense anduvo al máximo.
 
El Deportivo BV / info@eldeportivobv.com.ar
El subcampeonato de Gabriel Fernández fue el digno cierre para su muy buen año a bordo del Renault Clio de GR Competición en el Turismo Nacional Clase 2. El bellvillense entregó todo en Viedma por su máxima ilusión a lo largo del fin de semana: ganó su serie del sábado y estableció el segundo mejor tiempo para largar el domingo en la primera fila por adelante tanto de Adrián Percaz como Nicolás Posco, los otros que iban por el título.

Capitalizando el cajón número dos de la parrilla de salida, Fernández se hizo de la punta en la primera curva con determinación para dejar atrás a Yamil Apud, dueño de la pole position. La carrera rápidamente tuvo su primera neutralización ante un vuelco. En el relanzamiento Apud fue con éxito por la posición de privilegio y en peleada maniobra saltó al liderazgo.

Siempre girando las dos máquinas al límite, muy cerca entre sí y con Bede Fernández forzado a hacerse de la punta para su aspiración de título, se llegó a una nueva aparición del auto de seguridad en la décima vuelta. La velocidad plena retornó en el giro 12, observándose hasta la bandera a cuadros algunos intentos infructuosos del piloto de la ciudad en su constante acoso al Chevrolet Corsa de un líder que ganó con un registro de 32m26s420 para las 16 vueltas, seguido a 0s722 por Fernández; Lucas Mohamed (VW Gol) completó el último podio, pero detrás cruzó la meta un Percaz que festejó adueñarse de la corona de la categoría con su Peugeot 207.

Así terminó. Tras doce fechas, las ubicaciones finales en el pelotón principal del campeonato fueron las siguientes: 1º Adrián Percaz 258 puntos, 2º Gabriel Fernández 250, 3º Nicolás Posco 237, 4º Matías Vidal 198, 5º Emiliano Giacoponi 179, 6º Lucas Mohamed 173.

 
 
 
Relacionadas
 
Bede todavía sueña