Generales
Incomprensible. Por Elio Rossi
El primer superclásico veraniego y su papelón; un Boca prepudo y Osvaldo que sigue sin jugar. Los que juegan gratis para la tele estos torneos. Angelici no consigue amnistía en la Conmebol.
 
El Deportivo BV / info@eldeportivobv.com.ar
Son horribles…oooohhhhh son horribles de verdad! Boquita sigue estupefacto por el “efecto Panadero”. Boca salió campeón, pero paradójicamente da la sensación de haber transmutado en dos, sin espacio ni tiempo para digerir el producido de sus hechos: si gana porque gana y si pierde porque pierde, igual siguen “sacados”. River y Boca terminan sus contratos este año y ven con buenos ojos irse al exterior en las próximas pretemporadas. Los demás grandes analizan algo parecido.

Es incomprensible.

Si Carlitos llega al extremo no ya de “guapear” poniéndole literalmente el cuerpo a las dificultades, sino simular un cabezazo del que “entró” como un gil Maidana, es que estamos en el horno.

Porque si se tratase de Osvaldo, Daniel, el “rockstar”, el “danystone”, si se tratase del que tiene un soberano quilombete con todas sus ex mujeres, no llamaría la atención. De Osvaldo se sabe todo, o casi todo, EXCEPTO cómo juega. Amaga con aparecer pero, con lapsos interrumpidos por viaje a Europa a jugar seis meses, se queda allí.

BOCA ENTRÓ A GANAR DE PREPO. Pero no alcanza con la voluntad.

River, que viene dulce por la Copa Libertadores y su viaje a Japón (aunque haya mordido lógicamente el polvo contra el Barça), solo tuvo que esperar los errores. Un equipo pasado de rosca, completamente enajenado y sin ningún control, fue el que se le plantó (o quiso) en Mardel.

Silva afuera por planchazo. Cubas debió ser rajado por ídem. Arafue Cat(r)a(mina) Díaz porque se siente Beckenbauer (y lo bien que hace…pero no es el Káiser, no no). ¡Es Cat(r)a(mina)!

Arafue, arafue Peruzzi por fuerte entrada a Martínez.

Y piñas (pseudo piñas en realidad) con tumulto que impide llegar al adversario para sí intercambiar golpes como frutilla del postre a un partido que tuvo muy poco de fútbol. Es que si uno no quiere…dos no pueden.

A River le bastó con no entrar (exageradamente) en la bronca. Y además dosificaron: Balanta, Vangioni y Barovero tuvieron un común denominador, Daniel Osvaldo. Que terminó enojado con todos pero, eso sí, no tocó una pelota decente.

Hasta el gol de Piscu vino de un regalo de Boca (el codazo en lo alto de Tévez, insólito). De modo que, o cambia de actitud el Boquita del Vasco o se lo van a seguir deglutiendo tal como pasó en la Copa. Bajar uno, dos, mil cambios.

YO SÉ QUE AHORA VENDRÁN CARAS EXTRAÑAS…

Ya no está Julio Humberto I de Viamonte. Como todos sabemos, ríe desde el MÁS ALLÁ. Burzaco, el devenido buche del FBI, sigue cantando bajo la inclemente nieve de Nueva York y ya no está para recibir a los que enviaba Julio en condición de piltrafa, para negociar los derechos para FOX de los bodrios que se perpetran durante el verano.

RIVER está jugando gratis porque Passarella, el des-cendiente, COBRÓ POR ADELANTADO los 150 mil verdes que su club arregló por partido hasta el 1º de Marzo que se viene. Le queda a River, un mes y días de jugar gratis para los que quedaron en lugar de Burzaco, los mismos que no han podido renegociar con la B Nacional los derechos para transmitir. Boca también termina en este caliente comienzo de 2016. Quizá asistimos al último papelón en un torneo de verano mientras Racing tiene un año más e Independiente dos.

Pero lo más trascendente es que Julio ya no manda y Burzaco ya no paga montos irrisorios por derechos eternos. Habrá que ver la “muñeca” de los dirigentes que siguen en este valle de lágrimas. No sobra “inteligentzia” precisamente.

El poderoso Secretario de Estado de Macri, Daniel Angelici, no consigue que ¡la CONMEBOL! le dé algo de bola (el castigo de ocho fechas de Copa Libertadores sin público se mantiene). Corrieron de escena por un tiempo a Tinelli, pero el “tinellismo-grondonismo” se los “garchó en vivo y en directo” cuando le añadiò un voto enviado –al decir de Julito Grondona, el hijo al que no le da el pinet- por JULIO I desde el más allá. 38 a 38.

Vamos a ver, dijo un ciego, y se cayó dentro de un pozo. Boca no puede cambiar una decisión de la Conmebol. No está Grondona muchachos.

Todos los que tanto reniegan con su recuerdo, deben tomar nota al respecto.

Para bien o para mal, falta Julio. Se viene el clásico (¿el último?) en Mendoza.

Todos con la barba en remojo. Y por las dudas, con el c…en la pared.

 
 
 
Relacionadas
 
No hay víctimas, sí tristeza. Por Elio Rossi