Primera A
No pudo dar el salto
Bell cayó 1-0 como local y retrocedió en la tabla; Progreso, con un gol de penal, se fue con su cuarta victoria consecutiva y afianzado en tercer lugar. En la próxima, el blanquinegro visita a San Carlos.
 
Hernán Garelli / hgarelli@eldeportivobv.com.ar
Prometedor duelo en la ciudad por la 7ª fecha marcaba el casillero del Apertura. El convite era observar a un Bell que venía de plantar cara consecutivamente a los equipos de mejor rendimiento en el arranque del torneo: una semana atrás le empataba con justicia a Leones cuando, estando con uno menos, dominó el juego en el complemento para convertir y regresar con un buen punto; previamente había derrotado a Sarmiento, quitándole el invicto. Enfrente estaría Progreso, que no se quedaba atrás ni en lo anímico ni en los números, llegando a Bell Ville en tercer lugar en la tabla y con tres victorias encadenadas, todas por 1-0.

En las filas de Oscar Basualdo se planteaba algún inconveniente por lesiones (Leandro Rivero) y expulsados (Gabriel Salguero y Lucas Cardarelli), achicándose las opciones en un domingo que, de local, se saltaba al césped con la premisa ineludible de victoria para escalar posiciones, objetivo a cumplirse de superar a los de Noetinger que justamente estaban por delante a una unidad.

Por muy poco, tanto es así que fue por la mínima, pudo más la actualidad de la visita en un trámite donde el blanquinegro solo preocupó en la primera etapa. Ahí sí que hubiera merecido mejor suerte. El desnivel llegó en el complemento a través de un penal que dejó su polémica mientras Bell se reiteraba en sus avances y terminaba previsible.

Fabricó tres. Entusiasmaron en los minutos iniciales. Progreso pisó un par de veces área enemiga y Bell respondió en igual proporción. Con la ausencia de Cardarelli, era Seismandi el que retrocedía unos metros para ser enlace cuando su equipo iba por izquierda; del otro lado era Palacios el que generaba todo como es costumbre.

Estos dos nombres son los que se conectaron a los 17’ y forzaron una chance inmejorable. Pasando mitad de cancha, Seismandi cruzó largo a su compañero, quien desbordó y sacó un centro que encontró el arribo del “9” para cabecear frontal, luciéndose el arquero Silva en una volada que derivó en balón al tiro de esquina.

En la zona central había un duelo mano a mano de los doble pivot de cada lado (Bevilacqua-J. Villagra y Lezcano-Oviedo), propuesto fundamentalmente por la visita en el afán de presionar una vez que le dejaba adrede la salida de balón en defensa a la pareja de centrales de Bell. El que predominó en ese aspecto fue el local ya que recuperaba rápido -casi siempre en campo rival- y tenía precisión en el toque; así, los dirigidos por Pablo Natali no preocupaban en lo más mínimo a la valla de López.

Cerca de la media hora otra vez se interpuso Silva a un toque de Palacios en su primer palo que se metía inexorablemente.

Progreso seguía con sus problemas para salir y el local, en su evidente dominio, no hallaba la claridad para sentir con un gol que hacía negocio. A los 38’, un centro del lateral Gozzerino desde la derecha lo cabeceó desde el sector opuesto Alladio y le quedó por delante la pelota a un Palacios que remató en el área chica para que volviera la figura de Silva sobre el poste zurdo a salvar la caída del arco visitante.

Las últimas llegadas fueron un intento de Progreso con un cabezazo que dio en lado externo de la red y un desborde de Seismandi que terminó deslizándose por el travesaño.

No tuvo ninguna. La segunda parte mantuvo la intensidad aunque desde el principio fue más pareja ya que Bell perdió su pulcritud y sus líneas se vieron más separadas. A los 7’, un atento López achicó bien ante Albiero, siendo esta la única acción de potencial riesgo que se pudiera rescatar por unos largos minutos.

A los 17’ ingresa Ciocca por Oviedo para armar una ofensiva blanquinegra con tres delanteros y a los 22’, Albiero pelea y gana contra dos defensores en tres cuartos y queda en su corrida frente a un López que sale a atorar y comete penal. Aquí quedó abierto el reclamo porque con el delantero avanzando, a un compañero que estaba en offside la pelota lo roza en el taco y en su orientación vuelve a quedar a disposición de un Albiero que luego desde los doce pasos le pegó abajo para señalar el 1-0.

Bell, que ya venía mostrándose sin variantes ni sorpresas en los movimientos, ahora tenía otra necesidad y angustia. Esta conjunción de cuestiones ante un adversario que se agrupaba con orden para resistir, hicieron que no sirviera incluso la apuesta por un cuarto delantero allá por la media hora con Olmedo sustituyendo a Alladio; esa acumulación no dio resultado y Silva nunca tuvo que actuar del mismo modo que en aquellas tres intervenciones del primer tiempo, resaltando el contraste del rendimiento local en una tarde que arrancó soleada y terminó gris estando acorde, además de mostrarle para peor un retroceso al séptimo lugar en la tabla.

Lo que viene. El domingo 15 de mayo Bell viaja a Noetinger para enfrentarse con San Carlos, equipo que este domingo le arrebató de gran forma el invicto al líder Leones (3-0) con tantos de Marcos Garrido en el primer tiempo, ampliando Diego Dal Poggetto y Lucas Filippi en el segundo. Con la racha de cuatro triunfos seguidos irá Progreso a Marcos Juárez a medirse con Villa Argentina, uno de los colistas del certamen.

Fotos: Marisela Tagliavini

Infografía: Germán Monetto