Primera A
Bendito zapatazo
En un cotejo para el olvido, Bell venció por la mínima a Leones con un golazo de Carlos Guerrero; así, cortó una racha de tres empates seguidos y se mantiene a 4 puntos del líder San Carlos. En la próxima visita a Progreso.
 
Hernán Garelli / hgarelli@eldeportivobv.com.ar
En una 6ª fecha que empezaba a poner en plano inclinado la etapa clasificatoria del Clausura, Bell en su estadio pudo volver a sumar tres puntos. Ese objetivo prioritario lo alcanzó derrotando 1-0 al colista Leones. Ante un rival de pobre presente le bastó con un furibundo zapatazo de Carlos Guerrero en la primera etapa. El trámite y el juego ofrecido lo dejan al blanquinegro con cuentas futbolísticas pendientes de cara a la búsqueda del mejor lugar posible en la tabla y un posterior ingreso a cuartos de final con pretensiones importantes.

Apenas el gol. Arrancó intrascendente por las áreas. De golpe, a los 8’ Alexis Díaz y Lucas Palacios tuvieron su oportunidad en la misma jugada y respondió la visita con una corrida de Juan Ocón por el callejón central. Promediando la etapa este mismo delantero buscó sorprender en tanto que Lucas Piedra le daba mordido. Ambos conjuntos no tenían ni una gota de claridad y creación para salir con algo interesante del agobio en que estaban metidos en el mediocampo.

A los 30’ se va Palacios lesionado e ingresa Guerrero. La modorra se sacudió cuando Piedra ejecuta un tiro libre que despeja De Giorgis afuera. De ese tiro de esquina llegaría el único grito de la tarde. El lanzamiento desde el córner es despejado y lo calza un tremendo zurdazo de Guerrero desde fuera del área que acaba inflando la red en el ángulo derecho.

La ilusión que un gol mejorara en algo lo que se estaba viendo fue solo eso. No hubo manera. Después, con el pitazo que mandaba al descanso, la esperanza quedó para cuando regresaran de los vestuarios.

En caída libre. Nada varió con Leones lleno de ganas pero exponiendo su realidad de un solo punto cosechado y con Bell acumulando pases anunciados y sin cambio de ritmo. Queda para el recuento que De Giorgis tapó a Piedra a los 5’ y un cabezazo de este volante a las manos del arquero allá por los 25’.

Diez minutos después hubo doble amonestación para el zaguero central Colombero que se fue a las duchas, instancia que poco modificaba el empuje al que apelaba el equipo de Henry Lardone, que decidió dejar tres en su defensa. En la acción siguiente se equiparan las fuerzas porque le muestran roja directa a Guerrero.

En un desarrollo que terminó siendo ordinario, sostenido sólo por la voluntad de correr y lejos de respaldarse en esquemas organizados, al Triguero le dio su orgullo como para intentar la heroica cada vez que tiraba la pelota al área local en tanto que Diego Nadaya contó enfrente con una chance en el adicional quedando de cara al arquero en posición oblicua al arco.

Fotos: Leo Zarini

Infografía: Germán Monetto