Columna / Elio "Pipo" Rossi
Lo de River es “improvisación” 19/08/2013
Elio Pipo Rossi nació en el ' 63, con Kennedy a la cabeza. Cordobés de nacimiento y porteño por adopción mutua, trabaja como periodista desde antes de terminar la secundaria por lo que, transcurridos casi 30 años, muchos ruegan que se jubile pronto. Trabajó en Radio Unión de Bell Ville, Radio Universidad de Córdoba, Canal 10 de Córdoba y desde el 91 en Canal 13, Canal 9, America TV, ATC, Telefé, TyC Sports y Fox Sports hasta el 2002 cuando, harto ya de estar harto, vendió un BM para gastárselo en Europa y por las rutas del sur argentino haciendo “fiaca”. Reinsertarse le costó mucho más de lo que está dispuesto a aceptar, igual que esforzarse para ganar un lugar a los 40 años en algún medio europeo. Lo perdió su costado tanguero y volvió con el caballo cansado para divertirse en C5N, Fox Sports, Radio Del Plata y Radio 10, y, fiel al “ser periodista”, seguir molestando hasta que el cuero le dé.
 
¿Qué les hace pensar a los dirigentes de River y a Ramón que en dos meses no aparezca la posiblidad para el “inestable” Teo, de irse a otro mercado? 

Lo de River es magro. Y quién más claramente lo advierte es su entrenador Ramón Díaz, quien acaba de poner en marcha el "operativo clamor" por Teo Gutiérrez y el uruguayo  Rodrigo Mora, ambos inhabilitados para integrar la Primera del equipo al momento de escribirse estas líneas. Es que los dirigentes de River se comprometieron a pagar una cifra que no tienen. Que el club no posee. Si aparece el dinero que destrabe la situación, el costo a pagar en términos de sesión de porcentajes y/o soberanía en negociaciones futuras, será altísimo. Porque la plata la pondrá algún "grupo empresario".

Ramón sabe que se asumen compromisos y luego se prenden velas para que aparezca el dinero que pueda solventar esos compromisos porque en las arcas del club no está. Entonces presiona públicamente -no tiene otro modo- sobre la figura de Passarella y de los principales dirigentes.

Han cambiado los tiempos desde el punto de vista de la organización y sus obligaciones aunque haya más de uno en el fútbol argentino, que se resista a ponerse en regla.

¿Es a esta altura de la "soiree" creíble que Giglioti debiera más de 500.000 dólares en Impuesto a las Ganancias?

¿Resulta factible que quienes manejan los "papeles" económicos del futbolista lo expongan y que él mismo no se dé por enterado, de ese modo?

¿Cómo puede ser que un "trabajador" (a los futbolistas los defiende un Gremio capaz de parar el fútbol cada comienzo de campeonato si sus afiliados no están al día), como Giglioti, no sepa que tiene que hacer una declaración jurada de ganancias?

En el caso de River y su falta de gol, la llegada de las "soluciones Teo-Mora", la operación requiere una alquimia aún mayor porque el futbolista colombiano -cuyas inestabilidades emocionales son ampliamente conocidas como así también su propensión a mostrar armas en los vestuarios- tenía un contrato de tres años que interrumpió con el Cruz Azul de México.

¿Qué les hace pensar a los dirigentes de River y a Ramón que en dos meses no aparezca la posiblidad -para el colombiano inestable- de jugar en Arabia Saudita y suelto de cuerpo declare: "Amo la camiseta de tal o cual" antes de hacer las valijas y tomarse el buque?

Quiero decir que se trata -lo de River- de improvisación en estado químicamente puro.

Si les sale bien, deberán agradecer al azar.

Cualquier referencia al "trabajo" y "la mano sabia de Ramón y la pata dirigencial", el famoso "trípode", sabrán a pura cháchara. A verso total. Ciento por ciento criollo.