Columna / Elio "Pipo" Rossi
Se viene la final (¿y el fin de la historia?). 10/7/14
Elio Pipo Rossi nació en el ' 63, con Kennedy a la cabeza. Cordobés de nacimiento y porteño por adopción mutua, trabaja como periodista desde antes de terminar la secundaria por lo que, transcurridos casi 30 años, muchos ruegan que se jubile pronto. Trabajó en Radio Unión de Bell Ville, Radio Universidad de Córdoba, Canal 10 de Córdoba y desde el 91 en Canal 13, Canal 9, America TV, ATC, Telefé, TyC Sports y Fox Sports hasta el 2002 cuando, harto ya de estar harto, vendió un BM para gastárselo en Europa y por las rutas del sur argentino haciendo “fiaca”. Reinsertarse le costó mucho más de lo que está dispuesto a aceptar, igual que esforzarse para ganar un lugar a los 40 años en algún medio europeo. Lo perdió su costado tanguero y volvió con el caballo cansado para divertirse en C5N, Fox Sports, Radio Del Plata y Radio 10, y, fiel al “ser periodista”, seguir molestando hasta que el cuero le dé.
 
Un comunero (no de París, de Dubai) con el culo entre las manos, la pasa mal y se le nota. Queda solo un partido.

El Mandamás del Mundo lo llamó “Mufa”. 

Yo prefiero la denominación “El Comunero de Dubai”, o “el Pseudo-Che”, o derecho viejo el “Neo-Che de la TPV y de la Patria Grande que garpan los sucesores de Hugo Chávez”. Cualquiera de los “factores” lo describe, aunque yo, personalmente, no crea en los “mufas”. Puede que le haya resultado hartante al Mandamás del Mundo y, huevos llenos, saltó lo que tuvo más que ver con el alivio del gol de Messi (y con odios justificadamente acumulados) que con la creencia propiamente dicha en los malos augurios de una presencia.

El asunto es que el Comunero de Dubai está embargado por el temor reverencial a lo que puede significar quedar convertido en un ESTATUA DE SAL.

Ya el 1-7 que los teutones les propinaron a los brazucas, envalentonó al Comunero y al grupo de “chupacu” que le hacen la corte.

“¿Vieron que YO (él) no era el problema?”, comenzaron a argumentar con 4 años de atraso intentando aún disimular el ROTUNDO FRACASO en que se convirtió la carrera del Comunero luego de abandonar la práctica activa de fútbol para pasar -intentar- convertirse en Director Técnico. “Los alemanes son buenos de verdad”, vienen a descubrir al final del día. Lo que soslayan los “chupacu” es que fue el propio Comunero quien dio aviso horas antes que “no había que comerse la galletita de Alemania”. Se la comió él y millones de brazucas que deambulan, incómodos, con el ort -rot por el infierno del fútbol.

Porque convengamos que en eso (intento de ser Entrenador), el Comunero fue un ROTUNDO FRACASO.

En todo lo demás vinculado a actividades profesionales y de guita, hay que decir que El Comunero de Dubai “la rompe”.

La Tele y las audiencias lo adoran.

También lo detestan.

Casi una década laburando con The Uncle Fernando Niembro, me enseñó que existen miles (millones) de pelotudos que solo te miran-escuchan-leen, para putearte.

Internet, la CLOACA, ha mejorado exponencialmente ese número porque les hace creer a los insultantes que “pueden participar”.

Lo absurdo es que mientras los insultantes insultan, los insultados facturan.

Así que…grazie.

Sigo.

No se ha visto al Comunero gritar un gol argentino. (Me refiero a éste versión del Comunero, “hincha” de Uruguay en el 93, previo al fiasco “basileano” e hincha de Uruguay y de Suárez, y de Chile, o de Ecuador o Costa Rica, en éste mundial).

Solo apareció con cara de circunstancia en la previa de un partido de Argentina, encerrado en su habitación sin poder disimular que no la pasa bien cuando el equipo avanza en el Mundial.

El Comunero la pasa mal. Y se le nota.

Le echa la culpa a la FIFA de no poder entrar a los partidos.

Como se ha visto, hasta Bebote entra a la cancha cuando se le cantan los huevos.

¿Cómo no va a poder entrar el Comunero de Dubai?

Es mil veces más “cool” estar en “De Zurda” bajando línea contra la Fifa y el POWER.

Da “hombre de izquierda”.

Pero la pasa mal el hombre.

La pasa mal.

“Mi equipo jugaba mejor” ha dicho. Y uno piensa…”pobre Fiera”.

Para colmo Julio lo llamó “Mufa” y el Comunero está como loco. Solo encuentra algo de consuelo luego de que los muchachos de TyCSports, mostraran una entradita de morondanga que dice “Humberto Grondona”, ideal para el chicaneo eterno.

“¡Como están los revendedores!” se entusiasma el Comunero de Dubai.

Pero el equipo gana, entre otras cosas, por la ALFOMBRA ROJA que le tendieron en Brasil los Grondona, sus ex empleadores.

Argentina está en la Final del Mundial.

Mal que le pese a El Comunero y una impresionante sarta de impresentables que piensa “porqué no le pasó a la Argentina y si a Brasil” ese maldito 1-7. Harán fuerza por Alemania. Allá ellos, pues estàn en perfecto derecho.

Queda solo un partido.

Y Messi, el GENIO, ha cumplido a medias al momento de escribirse estas líneas.

El escenario es inmejorable: el Maracaná y el rival una fabulosa versión (¿la mejor?) del seleccionado alemán de todos los tiempos.

La HISTORIA, o mejor, EL FIN DE LA HISTORIA, esperan al 10 rosarino y otros treinta GLARIADORES incluyendo a todos quienes laburan en el seleccionado, con talento para escribirla. O concluirla.

Comunero…relájate y goza, que la vida es corta.

 
 
Relacionadas
 
¿Están los mejores? Están los que tienen que estar 8/7/14