Generales
Bell, campeón del Provincial con fiesta completa
Ganó y festejó. El blanquinegro dio la vuelta olímpica en su estadio luego de vencer a Olimpo 2-1 en la revancha y quedarse con el título; Biasutti marcó los dos gritos del local. La consagración le llegó sin conocer la derrota en todo el torneo.
 
Hernán Garelli / hgarelli@eldeportivobv.com.ar
Tras la batalla en Laborde en la que se impuso Bell por la mínima diferencia, la contienda por consagrarse como campeón del Provincial se desplazó a Bell Ville. Era un día especial, de esos que quedan en la historia, y como no podía ser de otro modo, el público dijo presente. Ya llegando un par de horas antes a un estadio presentado de gran manera para la ocasión, se percibía la atmósfera de expectativa de finalísima. La hinchada auriazul, como lo demostró en la ida, calentó el ambiente con sus gargantas y bombos al máximo nivel; el seguidor blanquinegro, además de convocarse en gran número, embanderó el perímetro de la cancha y utilizó varios recursos para colorear la tribuna principal y recibir ruidosamente a sus futbolistas (video 1). Un escenario ideal tanto para los principales protagonistas como para los espectadores, adquiría otra dimensión con la exhibición de los brillosos trofeos junto a las respectivas medallas. Esa imagen al costado del campo de juego significaba que la noche cerraría con los festejos de una vuelta olímpica por un lado y con la lógica contracara para quien los observara hidalgamente.

Lo primero acabó siendo para Bell junto al premio de valla menos vencida, destacando que Olimpo se llevó, además del premio al goleador de la competencia (Serial; 16 tantos), un merecido reconocimiento no sólo de su propia gente sino también del público local, el cual en plena celebración en zona de vestuarios, estalló en aplausos despidiendo a los jugadores auriazules camino a subirse al micro. Es que gracias al tremendo equipo que resultó Olimpo en las dos finales, y sobre todo al buen juego y carácter demostrado en la revancha, adquiere mayor grandeza el título obtenido por Bell en condición de invicto a lo largo de los 14 partidos.

El equipo de Basualdo golpeó muy temprano y pasó a resistir, en su pasaje más crítico del partido repitió contundencia, sufrió hasta irse al descanso y después, con el transcurrir del complemento, encontró la forma de pararse ante un rival que, de la mano de interesantes armas futbolísticas, complicó desde el pitazo inicial y no se entregó nunca.

Bell convirtió; Olimpo jugó. Ya desde el planteo y la primera jugada, Olimpo mostró los recursos y la ambición con que planificó la revancha. En el dibujo varió el 4-3-1-2 de Laborde para armar una línea de cuatro volantes y colocar de punta a Neira (su enganche) pegado a Pedraza, el juvenil lateral derecho del local; antes del minuto ya había rematado al arco y provocado dos corners y sin disimular empezaba a volcar su ataque sobre la izquierda. Se destacaban estos detalles del visitante cuando Bell, en su primera llegada a fondo y en una buena combinación, a los 5’ estira el global de la serie por intermedio de una chilena de Biasutti en el centro del área que pega en un defensor, descoloca a Giorgi y se mete en el arco con aire de golpe de suerte y también de golpe de nocaut, cuestión que no sucedió para fortuna del espectáculo y para preocupación de Bell. El DT visitante alertó a sus dirigidos que, pese a estar ahora con dos goles en contra, el partido recién comenzaba y pedía no desarmarse en defensa y exigía seguir jugando de la misma manera. Y así fue. Antes del cuarto de hora, el auriazul provocó tres muy buenas intervenciones de Carlos López y a los 16’ festejó un gol de cabeza de Serial, anulado ante offside de quien envió el centro y tras otra incursión por franja izquierda.

La pelota pertenecía a Olimpo, que ponía a trabajar a Bell exclusivamente en una contención que no llegaba a ser recuperación ya que, ante la urgencia por despejar, no conseguía salida limpia ni tránsito fluido en mitad de cancha. Hasta que reflotó en el cotejo esa característica del blanquinegro de no precisar apabullar en ofensiva para convertir o gobernar un resultado. A los 29’, una gran jugada de Oviedo Gómez desnivelando por izquierda con su habilidad, termina en un centro para el ingreso de Borredá por el segundo palo, quien de cabeza mete el balón a contrapierna de la oposición rival, entrando Biasutti para empujar al 2-0. Ante un nuevo golpe, Olimpo, que tuvo la frialdad para darse cuenta que estaba siendo superior, mantuvo su saludable intención y actitud, obligando a los 34’ a que el arquero local asombrara a todos con una acción extrema y poco ortodoxa cuando ya había sido dejado atrás por un remate de Neira que se le metía. Los de Laborde, que hicieron un surco en esta primera etapa por su sector izquierdo, ganando en varias ocasiones y siendo bien profundos, tuvieron casi un acto de justicia con la jugada que terminó en el descuento a los 42’ y el desborde de Reina para que Serial estire su pierna derecha y acorte distancias en el marcador. Siguió siendo apurada la última línea de Bell hasta ir al descanso, sobresaliendo dos cierres casi providenciales de un Alexis Díaz de eficaz tarea en todo el encuentro.

Otra historia. Un Bell más amigo de la pelota y Olimpo llegando ahora por ambos costados, exigiendo a López y su defensa a no distraerse ni un instante, hizo que el desarrollo del segundo tiempo mutara a parejo y visualmente más atractivo ya en el arranque. Oviedo Gómez fue fundamental para que el local pudiera hacerse del balón, primero como una cuestión estratégica y para lastimar después si era posible, contando con la colaboración de Kresser en el toque corto y de Rodríguez en el cambio de frente; la visita salió desde los vestuarios con el ingreso de un delantero por un volante, poblando más su ofensiva.

A medida que el reloj corría, y en el medio de una intensidad propia de una final, el adelantamiento de Olimpo, al no poder ser efectivo (por quedar a veces en offside y por la solidez de su rival), fue dejando espacios como para que Bell estuviera más cómodo mirando el arco de enfrente. Así es como -en un ida y vuelta donde las acciones netas de riesgo fueron esporádicas- Kresser contó a los 30’ con su chance eliminando al arquero pero al abrirse remató exigido y la pelota terminó en la pared externa de la red. Rumbo al cierre, Olimpo siguió con su admirable tozudez por encontrar algo más ante un Bell totalmente compenetrado en no fallar y dispuesto a entregar la última gota de sudor para quedarse con la gloria que comenzó a tener en un puño con aquel triunfo por 1-0 en Laborde.

En su estadio ocupado por más de 1.500 personas, con su gente seguidora de cada domingo, con los hinchas de antaño que no quisieron perderse la fiesta, con la platea cubierta de ex jugadores homenajeados previo al juego y con un cielo iluminado por fuegos artificiales, Bell culminó su paso por el Provincial de Clubes alzando el trofeo que lo consagró como campeón y celebrando con los típicos rituales en el césped de su casa (videos 2 y 3). Este tercer título de un ciclo que se inició hace poco más de dos años, pone el broche de oro a un proceso que acaba valorizando el trabajo tanto de quienes tuvieron la responsabilidad de conducir y pensar el día a día como el de un grupo inteligente de jugadores que no escatimó seriedad en la tarea y cuidado en el descanso -sobre todo cuando entró en la doble competencia- y que a esta altura tiene el respaldo dentro de la cancha de ser plenamente sabedor de lo que tiene que hacer cuando un partido se le presenta a favor así como cuando le surgen dificultades.

Bell: 1-Carlos López / 7-Luciano Pedraza, 2-Gabriel Salguero, 6-Alexis Díaz, 3-Germán Márcora / 4-Fernando Borredá, 8-Facundo Rodríguez, 5-Juan Pablo Kresser, 11-Francisco Biassutti / 10-Lucas Palacios, 9-Damián Oviedo Gómez. DT: Oscar Basualdo. Suplentes: Julián Beyrne, Alexis Ossés, Franco Forgione, Enzo Gasparini, Agustín Ricagno (x Borredá).

Olimpo: 1-Lucas Giorgis / 4-Wilson Cogo, 2-Eleonel Rey, 6-Diego Origlia, 3-Lucas Caudagna / 8-Franco Eichhorn, 5-Ignacio Viglione, 11-Sacha Reina, 7-Maximiliano Romeo / 10-Osvaldo Neira, 9-Carlos Serial. DT: Luis Fasano. Suplentes: Agustín Vallejos, Germán Cabrera, Carlos Herrera (x Romeo), Elías Capitani (x Cogo), Pablo Francischetti (x Eichhorn).

Fotos y Videos: Leo Zarini y Germán Monetto

 
 
 
Relacionadas
 
Se lo quedó con gusto a hazaña
 
Habrá vuelta olímpica en Bell Ville