Columna / Elio "Pipo" Rossi
Después de 2 años largos. 20/02/15
Elio Pipo Rossi nació en el ' 63, con Kennedy a la cabeza. Cordobés de nacimiento y porteño por adopción mutua, trabaja como periodista desde antes de terminar la secundaria por lo que, transcurridos casi 30 años, muchos ruegan que se jubile pronto. Trabajó en Radio Unión de Bell Ville, Radio Universidad de Córdoba, Canal 10 de Córdoba y desde el 91 en Canal 13, Canal 9, America TV, ATC, Telefé, TyC Sports y Fox Sports hasta el 2002 cuando, harto ya de estar harto, vendió un BM para gastárselo en Europa y por las rutas del sur argentino haciendo “fiaca”. Reinsertarse le costó mucho más de lo que está dispuesto a aceptar, igual que esforzarse para ganar un lugar a los 40 años en algún medio europeo. Lo perdió su costado tanguero y volvió con el caballo cansado para divertirse en C5N, Fox Sports, Radio Del Plata y Radio 10, y, fiel al “ser periodista”, seguir molestando hasta que el cuero le dé.
 
Angelici cazó una mosca. Jubiló a Charles Lucky y archivó a Juan Román (y comenzó, para él, la farra).

Angelici lo logró.

No sin antes pasar por más de un infierno.

Ni siquiera se privó de ser el Hombre que estaba allí al momento de ser eliminado por River Plate, tu grato nombre, en las semis de la Sudamericana, la pre-historia ya.

Por ahora Gigliotti, devenido gran fanático, “zafa” y consigue con la venta de humo xeneize convencer a la gilada.

Ni mil patadas contra el Flaco Barovero podrán cambiar aquel fatídico penal. Ese mal momento lo acompañará hasta el final de sus días.

Tendrá, Gigliotti, muchas revanchas, obviamente.

Pero no habrá pesadilla capaz de superar el horror de la atajada fatal.

Pero no es Gigliotti, candidato al olvido prontamente, el eje de estos párrafos mínimos con los cuales este escriba vuelve a las andadas.

Angelici, la mojarra de Macri, lo es.

Digamos que Il Conseglieri pudo, dos años después, tomar la decisión más feliz de su vida como Presidente de Boca: echar a la mismísima mierda a Bianchi y cagarse en los oropeles de Riquelme.

“A la mierda Bianchi y a la mierda Riquelme. Si me hundo, será habiendo hecho lo que quería y no lo que me obligaban con dos declaraciones pedorras en Fox ò en ESPN”, pudo haber sido tranquilamente el razonamiento de El Tano.

Si hasta, cuentan, se “cargó” a Claudio Freire, el valijero de Román de la pantalla transnacional.

Ò lo que ocurrió en ocasión del primer clásico ganado en Mar del Plata cuando el “Sciolismo” quiso homenajear al crack que toma mate en la platea.

¡”Plaqueta…las pelotas!”, bramó al teléfono.

Scioli no lo atendió.

Pero debieron dejar para otro momento la cuestión de la plaqueta.

Emergen El Tano y el Vasco como los grandes ganadores del comienzo del año.

Un año que promete entretenimiento a morir.

Al fin…vivimos en la Argentina.

Estamos en contacto.