Primera A
El Talleres de Orselli continúa sumando
Fue gracias a una victoria 3-1 ante Leones, con dos goles de Castro y uno de Ocón, prolongando su racha positiva desde el cambio de entrenador. En la última fecha, de vencer a San Martín MB, tendrá la chance de abandonar el fondo de la tabla.
 
Hernán Garelli / hgarelli@eldeportivobv.com.ar
Aún viéndose en el ultimo lugar de la tabla, Talleres, luego del cambio de entrenador dos fechas atrás, replanteó objetivos a partir de pequeñas consignas llenas de lógica y los puso de más cercano alcance. Así, con esos recursos, más lo que siempre suele provocar un nuevo DT, Eduardo Orselli pretendía oxigenar a un plantel que venía castigado en los números y en la cancha, y que por añadidura había visto alterados hasta los propios ánimos de sus integrantes. Pensar en sumar y si se podía ganar, junto a que le conviertan lo menos posible, eran pasos de manual que el equipo debía dar para adquirir confianza en lo poco que restaba para cerrar la faz clasificatoria, de manera de encarar con un impulso positivo el proceso previo a la crucial y decisiva segunda parte del año, la que en su tabla general definirá el tan temido descenso. Y por lo visto este domingo en el Bosque, el plan está dando resultado. La “T” obtuvo su segundo triunfo consecutivo como local derrotando a Leones 3-1 y ya igualó en puntos la línea de Defensores, equipo con el que venía de empatar sin goles el domingo anterior en San Marcos Sud.

Un poco para cada uno. Difícil de relacionar con lo que ambos conjuntos recién estaban mostrando, pero con el mérito de saber aprovechar la chance, un grito tempranero puso arriba al local a los 6’. A pase por alto de Morales, Balsells salió con un lujo atorado entre la raya lateral y su marcador, encaró por derecha hasta el fondo y metió un centro bajo que Castro tocó al gol entrando por el segundo palo. Como llegada de Leones se vió que a los 11’ Cambronero apuró a Montiel con un remate desde lejos, en tanto que lo de Talleres, con la confianza del 1-0, iba de la mano del fútbol que le pudiera aportar muy especialmente Morales, apoyado en ese diálogo por Alladio y Balsells, más el novedoso trabajo del juvenil Sachetto como volante por derecha. Hasta el cuarto de hora el trámite fue entretenido a partir de un veloz paso por mitad de cancha, tras lo cual ese atractivo se perdió. Allá por la media hora el visitante le pegó un sacudón al partido con dos jugadas. Una pelota bien tratada de izquierda a derecha acaba con Montiel achicando y desviando al corner un disparo de Cambronero; tras el envío desde la esquina apareció la cabeza de Quinteros para estampar el 1-1. Leones, antes de terminar la primera etapa y con el envión anímico de lo conseguido, provocó riesgo con tres llegadas más ante un Talleres que apareció desconcertado tras la igualdad.

Aburrieron hasta el gol de Ocón. El complemento arrancó impreciso (les costaba conectarse) e improlijo (la pelota andaba mucho por el aire) para los dos equipos. Sólo se contabilizan como aproximaciones dos intentos de media distancia de Leones a los que respondió bien el arquero local. En ese contexto, a medida que pasaban los minutos todo pasó a ser muy chato. Pero a los 19’, el primer ataque de Talleres forzó a que en algo variara lo que se observara de ahí en adelante. Morales arrancó de mitad de cancha para avanzar (peleando y trabando) hasta el borde del área donde abrió hacia Ocón, con la pelota picando el goleador sacó un zurdazo cruzado que dejó sin reacción a Díaz y colocó el 2-1. Cuando la “T”  no solo había modificado el marcador sino también mejorado su imagen, a los 28’ se queda con un hombre menos por expulsión de Sachetto (doble amarilla), lo que elevó el espíritu del conjunto de Carrario. El partido tomó rumbo a la resistencia de Talleres ante un Leones que no tenía muchas luces pero que no se resignaba y se posicionaba en terreno rival en una búsqueda que tuvo su oportunidad de igualar a los 40’. El tiempo adicionado esta vez iba a tener incidencias que reflejar: a los 90’ fue expulsado el “2” visitante y tres minutos después Castro puso cifras definitivas presionando la pretensión del arquero de jugar con el pie afuera del área, quitando el balón y empujándolo a un arco vacío.

Se viene un choque clave. Con este triunfo, a falta de una fecha para que termine su participación en el Apertura, Talleres rescató 7 de los 9 puntos en juego desde la asunción de Orselli, situación ideal para viajar a Monte Buey a enfrentar a un San Martín que está con una realidad opuesta tras perder sus últimos tres cotejos e ir cayendo en la tabla, a punto tal que ahora se lo ve solo un punto por encima de la “T”. Por ello, este partido final, de esos que siempre se dice que los triunfos cotizan doble cuando es duelo de necesitados para escapar del fondo, así como será para seguir con la guardia alta, brindará la posibilidad de cerrar una pobre campaña abandonando el sitio donde permaneció desde el inicio.

Fotos: Leo Zarini

 
 
 
Relacionadas
 
Talleres estrenó técnico y rompió la racha