Primera B
Central y un empate que se reserva una ilusión
Fue 1-1 entre el Rojo y Complejo Deportivo en la semifinal de ida jugada en Bell Ville; lo ganaba el local con gol de Villarroel e igualó Aranda, en un partido de trámite discreto que dejó un justo resultado.
 
Hernán Garelli / hgarelli@eldeportivobv.com.ar
Central recibió este domingo a Complejo Deportivo en el partido de ida de una de las semifinales del Apertura. Arribaba al Estadio Hugo Curioni un equipo possense clasificado con el “1”, dueño absoluto de la ventaja deportiva y considerado el principal candidato no sólo para obtener el Apertura, sino también para quedarse con el ascenso a fin de temporada. A ese poderío visitante le costó plasmarse ante los dirigidos por Fernando Merlini, a punto tal de acabar perdiendo en el primer tiempo y terminar consiguiendo una igualdad que no desentonó para lo que fue una discreta tarde de fútbol.

Las chances fueron del Rojo. Dentro de un trámite pobre, la primera etapa generó interés en el principio y en el final, en el grueso del desarrollo predominó la imprecisión en ambos conjuntos al no lograr combinar en el pase corto ni acertar en el envío largo. Sobresalió un detalle táctico propuesto por el local en defensa, con Alfieri volcado esta vez sobre derecha en duelo permanente y personal con Aranda. Y como fue Central el protagonista de eso poco que se vio de peligro estuvo bien que se fuera al descanso en ganancia. A los 8’, un rechazo de cabeza pifiado de Rinaldi dejó a Matías Rodríguez definiendo suave de cara a un Decándido que alcanzó a desviar una pelota que se fue al corner apenas sobre el poste izquierdo. A partir de ahí hubo que esperar hasta los 35’, donde una buena conexión por derecha entre Daniele y Cossutta terminó con Villarroel en el medio del área sacando un  remate imperfecto que igual obligó a trabajar al arquero; un minuto después, Rodríguez y Cossutta crearon una chance más. Mantuvo esa tendencia el local y encontró su premio a los 40’ cuando el “10” con su habilidad se sacó a dos hombres de encima por el sector derecho y pisando el área tocó hacia atrás para otra llegada de Villarroel, que ahora sí tomó el balón a la perfección estampando el 1-0. A los 43’, Ramos estuvo muy cerca de ampliar en una solitaria carrera ante el portero possense.

Tuvo una y lo empató. Apenas arrancó el segundo tiempo Central contó con otra posibilidad clara de gol: iban 2’ y a la salida de un tiro libre de un costado se lo perdió la cabeza de Alfieri casi debajo del arco. A los 13’, la pelota parada le dio la posibilidad de empatar a un Complejo Deportivo inexpresivo, en una muestra de efectividad total surgida del oportunismo de Aranda al capturar el exigido desvío de Sachetto a un remate cruzado y potente que llegó tras la ejecución de un tiro de esquina. El propio delantero tuvo con un cabezazo una chance más a los 16’. Haber convertido le dio algo más de confianza al visitante lo que generó, sin salir de la mediocridad y costándole a ambos la elaboración, un trámite más dinámico y con la aparición de algunos espacios. Frente a los arcos no quedó mucho para ver: Central nunca más se aproximó de manera inquietante y a Complejo Deportivo le anularon dos goles por offside (29’ y 34’), en situaciones surgidas a partir de balones detenidos.

El 1-1 final se adecúa perfectamente tanto a lo que brindaron en el juego como a las sensaciones y al crédito con que los dos equipos llegan a la revancha en Justiniano Posse. Cada uno, dentro de sus posibilidades, tiene su puerta abierta para meterse en la final: en el caso de Central obligado a una victoria aunque sólo por la mínima diferencia, mientras que a Complejo Deportivo otra igualdad le será suficiente.

 
 
 
Relacionadas
 
La ventaja deportiva ubicó a Central en semifinales