Primera B
Digna derrota y eliminación de Central en Posse
Buena actuación del Rojo pese a caer 2-1 ante Complejo Deportivo en la revancha de semifinales; estuvo en ventaja, sufrió un polémico penal en contra y erró dos goles imposibles. El equipo possense definirá el Apertura ante Centro Deportivo Roca.
 
Hernán Garelli / hgarelli@eldeportivobv.com.ar
La vuelta de la semifinal entre Complejo Deportivo y Central arrastraba un 1-1 de los primeros noventa minutos que antes de iniciarse el cotejo en Justiniano Posse daba preeminencia al local para acceder a la final ya que contaba con la ventaja deportiva; la tarea para Central era difícil pero no imposible: su obligación era sólo ganar, la mínima diferencia a favor le bastaría, no tenía que hacer cuentas previas sobre la cantidad de goles que debía hacer. Y realmente podrían haber sido más los gritos del equipo bellvillense que los señalados por el global 3-2 que lo dejó eliminado. Sin lugar para reproches por como compitió en la casa del gran candidato, el Rojo  se quedó con la espina de saber que hubiera pasado de aprovechar dos muy claras ocasiones (una para ponerse adelante 2-1 y otra para igualar); a esta ineficacia a la hora de definir se debe sumar al interrogante un error arbitral de influencia en el resultado como lo fue el penal cobrado para los possenses.

Atractivo desde el arranque. En el comienzo el control del balón correspondió al local y a la par de ello se le fueron dando las llegadas, siendo la primera la más clara: a los 4’, un remate de Gattari se estrelló en el travesaño. A los 10’ respondió Central con Cossutta cortando en mitad de cancha, buscando a Rodríguez para que este ubique a Ramos ganando entre los centrales y cayendo ya a punto de definir, en acción donde se reclamó penal. Dos minutos después fue Complejo Deportivo el que estuvo a punto de abrir el marcador, situación que se dio a la inversa a los 14’ con Central poniendo el 1-0. Fue con un avance por izquierda donde Pacheco tocó para Villarroel, quien remata al arco y en el camino la pelota rebota quedándole justa a Ramos para que infle la red haciendo estéril la volada de Decándido.

Al verse en desventaja surgió una presión constante del equipo de Bisutti ante un Central que se mostró ordenado en la contención, tarea que también incluía la colaboración de Ramos. A los 28’, una escapada de Alberti por su carril dejó a Alí de cara al gol apareciendo el brazo derecho salvador de Sachetto. A esta altura se movieron imprevistamente ambos bancos por lesiones en apellidos importantes (salieron Algecira y Aranda). Ramos desperdició a los 35’ una clara opción de gol, quizás por apurar el remate tras quitarle el balón a Payero. Y cuando ya había estado cerca de igualar por intermedio del recién ingresado Almada, un pelotazo desde el fondo tomó desconcertada a la defensa visitante, aprovechando Alí para controlar y elegir como definir ante el arquero y poner el 1-1 a los 41’.

Un desarrollo entretenido tuvo antes del descanso una inmejorable ocasión para Central: Ramos erró a los 44’ un gol increíble frente al arco totalmente vacío, tras un pase en diagonal de Rodríguez que había desairado el achique del arquero possense.

Una jugada polémica y otra insólita. El segundo período arrancó muy disputado en mitad de cancha y con un trámite alejado de peligro en los arcos. Nada había pasado en ese aspecto hasta que a los 14’ cobra protagonismo una errónea decisión arbitral. Ghio decreta penal sobre Alí cuando era el delantero quien tomaba por detrás a un defensor y por ello se produce su caída que lleva a una equivocada y determinante sanción ya que el propio Alí con un derechazo bajo y cruzado convierte y coloca a Complejo Deportivo 2-1. A los 20’ casi amplía Catinari.

Un tiro libre de Herrera que contuvo cómodo Decándido fue a los 22’ la primera llegada de un Central que tres minutos después tendría una situación por demás favorable para el empate (incluso más aún que aquella de Ramos en el epílogo del primer tiempo), esta vez en el pie derecho de Rodríguez ubicado dentro del área chica y con el arco totalmente a su merced, tras recibir de Daniele un pase que eliminó la oposición del arquero cuando salió a atorarlo. Fue otra jugada clave no aprovechada frente a la valla local, lo que dejaba la sensación en la cabeza del Rojo  que no sería su tarde pese a otro tipo de merecimientos.

Pese a ello no decayó nunca en su vergüenza deportiva el conjunto de Merlini, manteniendo la intensidad hasta el pitazo final y creando incluso en la agonía un par de llegadas que sirvieron para terminar de darle una muy buena imagen a su recorrido en este Apertura, quedando fuera de carrera ante el poderoso Complejo Deportivo en un duelo de 180 minutos que supo ser en la cancha más equilibrado de lo que muchos suponían, tal es así que en los dos partidos estuvo inicialmente en ventaja.

Puntualmente por las circunstancias ocurridas este domingo en Justiniano Posse, Central contó con serias chances de mantener viva una ilusión plagada de esfuerzo y sacrificio tanto desde lo futbolístico como dirigencial, con el meritorio agregado que desde esa humildad de recursos se trabajó un semestre completo debido a lo que fue una también positiva participación en el Provincial de Clubes.

Infografía: Germán Monetto

 
 
 
Relacionadas
 
Central y un empate que se reserva una ilusión