Primera A
La tarde terminó con sonrisas de gol
Bell venció 4-1 a Defensores y pegó un importante salto en la tabla; Antonino, Palacios, Oviedo Gómez y Jamud marcaron para el ganador. En el comienzo, el equipo de San Marcos Sud complicó al blanquinegro y contó con chances para convertir.
 
Hernán Garelli / hgarelli@eldeportivobv.com.ar
Extraño domingo de fútbol ofrecieron Bell y Defensores de San Marcos Sud. Primero por la presencia influyente del viento sur en el Estadio Ciudad de Bell Ville, luego por las claras oportunidades que tuvo el equipo de Oscar Bustamante para abrir la cuenta de la mano de un pasaje de juego favorable sobre su rival, y finalmente, por lo cómodo que terminó jugando Bell y lo abultado de la cifra final con la que se quedó con su segundo triunfo en el Clausura.

El mereciómetro falló. Como desde el inicio ambos procuraron cuidar la pelota en pos de que el viento no les alterara su estilo, nada pasó en las áreas hasta cumplirse el cuarto de hora. De repente, un Defensores que se mostraba en un plano de igualdad en la zona neurálgica del mediocampo, tuvo en dos jugadas sucesivas a Federico Bermúdez con la posibilidad clara de abrir el marcador: un rebote fortuito lo dejó con el balón de cara a Carlos López, en el control se abre a su derecha y la definición que sale cruzada y muy cerca del palo opuesto; en la acción siguiente, a la salida de una falta ejecutada en forma de centro, debió surgir el arquero local para desviarle abajo un cabezazo que se colaba.

La inteligente pretensión visitante de generar circulación -sobre todo triangulando por el callejón derecho- le iba dando resultado, tal es así que a los 29’ fue el turno de Federico Moyano para quedar en carrera ante López y sacar un potente disparo que el arquero supo despejar. Un minuto después, Bell le hizo lamentar al auriazul no haber convertido.

Luciano Antonino saca un envío desde su sector con borde externo del pie derecho que comenzó pareciendo centro pero que, ayudado por el viento, concluyó metiéndose por arriba de un David Pauletti que se estiró todo y nunca pudo llegar. De la nada, Bell alcanzaba una ventaja que le permitió encontrar otra imagen, adueñarse un poco más del trámite, pisarle el área a su rival un par de veces con peligro y de ahí en más ir tejiendo lo que acabaría en goleada, producto de un Defensores que sintió el golpe de estar perdiendo inmerecidamente y que antes del descanso se salvó cuando Lucas Palacios remató de taco una pelota que llegó de un corner y se fue rozando el travesaño.

Sentencia de gol. En el arranque de la segunda etapa dio la sensación que Defensores recuperaba aquella predisposición de pelear y jugar, contando además ahora con un viento a favor que por su parte complicaba a Bell en la salida. Hasta que a los 7’, luego que Pauletti salvara la caída de su arco achicando ante Walter Cuder y desviando al corner, todo Defensores reclama airadamente una falta (que existió) de Palacios en la acción previa, situación que derivó en la expulsión de Molina y en una tendencia de partido que se iba inclinando para Bell, del cual pasaba a depender exclusivamente que sentenciara el duelo para no sufrir algún imprevisto como el que planteó la media distancia de Combetto a los 13’ y resolvió López volando a su palo zurdo. A los 15’, Palacios avisó que los espacios que había a partir de tres cuartos de terreno auriazul eran condición ideal para su velocidad y a los 20’ concretó su amenaza. Luego de combinar en tres toques con Damián Oviedo Gómez, el “10” queda de cara a Pauletti y tras gambetearlo hacia un costado define con el arco libre poniendo el 2-0.

Para Defensores se tornó imposible revertir anímica y futbolísticamente lo que estaba pasando, por lo que no sorprendió nada de lo que vendría. A los 26’ llegó el 3-0 cuando Antonino tocó al vacío para Palacios, quien ahora esquiva el achique del arquero tocando al medio para el ingreso goleador de Oviedo Gómez. Más tarde, y ahora por izquierda, Bell tuvo su chance con Cuder y un remate que dio en el palo. Hasta que se vio el bautismo con el gol de Aldo Jamud, quien en un solo movimiento controló en la puerta del área y sacó un disparo que infló la red por cuarta vez a los 39’. Con todo liquidado, un cabezazo de Bermúdez tras un corner significó el descuento de un equipo visitante que no dejaría de recordar bajo las duchas aquellos buenos treinta minutos iniciales y la cercanía que tuvo con el gol.

Los números finales de esta 3ª fecha dejaron señales importantes para ambos: Bell se ubicó en el lote de arriba en la tabla del torneo mientras que Defensores, último en la tabla general, no sólo no sumó este domingo sino que sus rivales más cercanos en la lucha por el descenso (Talleres BV y San Martín MB) sí lo hicieron, empeorando aún más su situación.

Fotos: Leo Zarini

Infografía: Germán Monetto